Reflexión: Ilumíname el faro, que estoy por llegar



  Somos expertos inexpertos a la hora de querer ayudar al otro. Nos duele y hasta desespera ver a alguien que queremos mal. Pensamos mil soluciones, buscamos todas las opciones que se nos ocurran, gastaríamos todo nuestro dinero y energía para verlo bien. Nos equivocamos, nos desgastamos en el proceso, nos perdemos, lo perdemos al otro.
  En nuestro afán de ayudar presionamos, presionamos hacia un bienestar que ese ser no puede lograr en ESE momento y de ESA forma. Tal vez porque esos son nuestros tiempos, nuestras maneras, no las del otro. Quizás esas soluciones mágicas no sean las de nuestro afecto, no esté preparado para realizarlas, o por algún motivo deba transitar por otro camino. Los senderos difieren, lo que los une es la cima. No importa si tenemos la razón, porque el otro tiene sus razones y esas son las que lo mueven o lo estancan. Son las mismas que un día se adaptarán a un nuevo clima o tendrán nuevas necesidades que lo saquen adelante, a SU adelante.
  Entonces, si hay infinitas y finitísimas posibilidades de ayudar, al mismo tiempo, ¿cómo podemos hacerlo? Creo yo que la única que nos conducirá al éxito será preguntando. Tal vez ese ser sepa qué necesita de nosotros, tal vez no o tal vez sólo necesite un gesto representativo de amor. Muchas veces un "simple" abrazo es todo lo que se requiere, para llorar en ese hombro, para sentir ese calor, o para sonreír porque somos amados. Y esa es la mayor ayuda que podemos dar, amar, porque cuando amamos y nos sentimos amados sabemos que, de alguna manera y en algún momento, todo estará bien. Ya que cuando hay amor hay todavía motivos por los cuales seguir intentando estar bien y hay también certeza de que cuando ese faro ilumina significa que el barco está a punto de arribar.

¡Hasta la próxima! ;)


P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!

Reseña: A tres metros sobre el cielo, por Federico Moccia



Título:  Tre metri sopra il cielo / A tres metros sobre el cielo
Autor: Federico Moccia
Género: Literatura Juvenil-Romántica
Páginas: 416
Año de publicación: 1992 (por el propio autor), 2004 (reeditada por la Editorial Planeta)
ISBN: 84-9793-916-6



SINOPSIS

Babi es una estudiante modelo y la hija perfecta. Step, un adolescente violento y descarado. Provienen de dos mundos completamente distintos. A pesar de todo, entre los dos nacerá un amor fuera de todas las convenciones. Un amor controvertido por el que deberán luchar más de lo que esperaban.

Historia en Wattpad: Baile de los Pobres

ENLACE A: BAILE DE LOS POBRES (EN WATTPAD)



Jennifer es pobre y Alison, su mejor amiga, rica. En su cumpleaños número 23, Alison la lleva a festejar a Night's Hunters de New York , el nuevo bar VIP de su amigo Josh. Jenn se llevará una sorpresa al conocer al socio-sr. abdominales perfectos de éste, Grant. ¿Podrá ella seducirlo sin plata pero con ritmo?
¿Qué ocurrirá cuando las cosas se compliquen y él termine siendo su jefe?

¡Hasta la próxima! ;)
P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!

Poema: Gracias por Hoy



  Gracias por hoy,
  por tu tiempo,
  tus palabras,
  las risas compartidas,
  nuestras miradas cómplices.

  Gracias por estar aquí,
  por pasar estos momentos juntas,
  por abrazarme cuando lo necesito,
  por escucharme y aconsejarme,
  por cómo eres.

  Gracias por aparecer en mi vida,
  gracias por permanecer en ella
  y gracias porque sé
  que estás a punto de partir.
  Suelto una lágrima,
  no quiero que termine,
  me duele,
  pero sonrío.

  Sonrío en memoria de estos años,
  hermosos años que vivimos
  como amigas, como compañeras,
  como hermanas del alma.
  Pero ya es hora, lo sé,
  te abrazo por última vez
  y te dejo ir.
  Dejo ir, también contigo,
  ese dolor que se aferra a mi pecho.
  Te lloro, nos lloro,
  te libero, nos libero.

  Un día, dos días, tres días,
  una semana, un mes, un año,
  sonrío, le sonrío al recuerdo
  de lo que fuimos una vez.

  Gracias, pienso,
  gracias por hoy,
  porque es todo lo que puedes darme.
  Gracias, pienso,
  gracias por el hoy
  que me diste ayer.
  Gracias y sigo,
  con un nuevo hoy,
  hasta siempre,
  te llevo en el corazón.


  A.C.©

¡Hasta la próxima! ;)


P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!

Gracias por mil



  Hola a todos, queridos lectores. Buenos días, tardes o noches, dependiendo desde dónde me lean. Espero que todos estén teniendo un gran día.
  Hago esta especial entrada con el motivo de AGRADECERLES por tanto cariño que me brindan. Gracias por tomarse el tiempo de leerme y darme sus opiniones. Me siento mimada por sus palabras, se las agradezco eternamente, significan mucho para mí.
  Realmente leer cosas como que un cuento mío les saca una sonrisa o hace pensar la vida de otra manera me llega al alma. Son increíblemente buenos conmigo y me siento bendecida.
  Así que, ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS! Espero sigamos en contacto y puedan seguir comentando mis historias.
  Con cariño,
  A.C.

¡Hasta la próxima! ;)

P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!

Historia en Wattpad: El Reflejo de las Alas



  Hola a todos, he vuelto. En esta ocasión, les dejo el enlace a un relato mío publicado en Wattpad. El mismo surgió de mis tags "relatobreve" del día, publicados en la cuenta de Twitter. Comencé a escribir sobre Hale con la idea de hacer un mini cuento más, pero me he encariñado y creo que tal vez quieran conocer más de la historia. Así que recopilé los tuits en el prólogo de la misma y la posteé:


  Ojalá les guste, ¡espero sus opiniones!

  Cariños,
  A.C.

¡Hasta la próxima! ;)

P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!

Relato: Volviendo de la Oscuridad

  Una noche confusa, luces extrañas, un cuerpo que no se podía sostener por sí solo. Policía, médicos, enfrentar la realidad, repulsión, vómitos. Finalmente resignación. Había una parte de ese cuerpo que nunca volvería a ser lo que había sido, que pasaría por los túneles más oscuros y su alma lo sabía, pero ese día había terminado, era hora de descansar. La familia y los amigos pronto se le acercarían a tratar de componerlo.
  Los días comenzaban a pasar en medio de sentimientos que envolvían a ese ser en un pantano oscuro: miedo, asco, impresión, dolor, impotencia, ira, sentimiento de soledad. Su cuerpo representaba estas emociones vomitando, con dolores de cabeza y evasiones a la realidad. No había consuelo que sirviese e incluso muchos de sus bastones comenzaron a alejarse, no pudieron soportar lo que había ocurrido. Estaban en un estado de shock tan profundo que no fueron capaces de seguir ahí, de acompañar a ese alma, que pronto también tuvo que acostumbrarse a esta situación.
  Una habitación, una cama, ese era el único refugio del mundo, de sus miedos, de sus dolores, aunque incluso allí había sólo breves momentos en los cuales no era plenamente consciente de lo que la rodeaba y ni siquiera eso la liberaba de tanto pesar. Por el contrario, todo aquello comenzaba a tornarse peligroso y sus ángeles guardianes se preocupaban por ella, ¿de qué lado caería? ¿Se recuperaría o quedaría estancada en ese sitio irreal por el resto de sus días, murmurando cosas sin sentido o gritando en pedido de justicia?
  El tiempo transcurría, la situación no mejoraba, era tan sólo un cuerpo inerte, muerto en vida, que no tenía deseos ni ánimos para nada, más que esperar un lento perecer. Sin embargo sus ángeles seguían allí para él, animándolo, tratando de ayudarle, de que se ayudase a sí mismo, porque hay algo muy claro y es que si uno no quiere dos no pueden. Todos los seres de luz que se preocupaban por él batallaban por su recuperación, enviándole ondas de amor y salud, rezando a su manera para que despertase de esa muerte. Incitándolo a realizar actividades que lo conectasen de nuevo con sus pasiones, con la vida.
   El alma también batallaba, pero contra sí misma, contra sus propios miedos, contra el que pasaría si mejorara, pero a la vez, contra el no querer estar mal. Fueron meses difíciles, de mucha tensión para este ser, pero, al final, logró iluminarse y comenzar el proceso de luchar con todas sus fuerzas por sí mismo. Así comenzó su recuperación. A pesar de todos sus impedimentos y desconfianzas, juntó valor y salió a la vida, a aquella maravillosa existencia que había olvidado, de la mano de sus ángeles y los elementos de luz que lo rodeaban.

  Ahora, tiempo después, ese cuerpo volvió a respirar profundamente y a existir como lo desea, con pasión, con amor y con objetivos. Con fe, por sobre todas las cosas, fe en que de todo se puede salir adelante, incluso con más fuerza que antes. Fe en la vida y en sus procesos. Fe en sí mismo. Trabajando día a día para seguir mejorando su existencia y superando todos los obstáculos que puedan presentársele.

A.C. ©

¡Hasta la próxima! ;)


P.D.: ¿Todavía no te suscribiste al blog? ¡Podés hacerlo haciendo click acá!
Copyright © Lectura Colectiva (A.C.) 2016. Con la tecnología de Blogger.